Bradley Wiggins: “Mi hijo llega a casa y se sube al rodillo en vez de jugar a Fortnite”

Sir Bradley Wiggins, ganador del Tour de Francia 2012, ha reconocido que su hijo regresa a casa del colegio y en vez de ponerse a jugar con la consola, como la mayoría de chavales de su edad, prefiere subirse al rodillo. “Quiere ser profesional. Llega a casa de la escuela y en lugar de jugar a Fortnite hasta las tres de la madrugada, se sube a Zwift“, ha dicho concretamente. Lo ha hecho en un acto en la tienda de Pinarello en Londres en el que se ha presentado la KISS Super League, la que será la primera carrera virtual para ciclistas profesionales, con Zwift como plataforma. La idea de la carrera es que equipos Pro Continental y Continental tomen la salida en cada una de las pruebas del circuito. Cofidis, Israel Cycling Academy y Madison-Genesis, además del Team Wiggins – Le Col, ya han confirmado su presencia a lo largo de las diez carreras. Wiggins, que ahora mismo continúa centrado en el remo, deporte que comenzo a practicar una vez abandonó en 2016 la bicicleta, ha echado la vista atrás con nostalgia al pensar cómo entrenaba cuando era un niño: “Recuerdo que yo me subía al rodillo y escuchaba música en el walkman“, ha confesado, consciente de que plataformas como BKool o Zwift están cambiando la manera de entrenar, así como reduciendo el riesgo de accidentes. “A veces no nos damos cuenta de lo afortunados que somos. Cuando yo tenía trece años y vivía en el centro de Londres, mi madre no quería que saliera en bicicleta por las tardes“.

El ciclismo virtual, un nuevo deporte dentro de otro deporte

Las bicicletas BMX salieron de la nada para convertirse en toda una moda allá por los ochenta, cuando yo era un niño. Ahora son disciplina olímpica“, comentó el que fuera jefe de filas del Sky hasta la irrupción de Chris Froome. “El ciclismo está en constante evolución y, como padre, quiero ver que nuestro deporte es accesible para los jóvenes“. Desde su punto de vista, que ya hemos escuchado a otros como Lionel Sanders, subcampeón del mundo de Ironman 2017 y famoso por sus entrenos en rodillo, los simuladores han venido para cambiar la manera de entrenar de la gente. Para concluir, Wiggins añadió: “Odio la tecnología. Odio las computadoras, Facebook, los medios sociales… Pero me encanta esto“. “Si un simulador puede sacar a los niños del sofá y lograr que hagan deporte, entonces soy muy partidario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *